h1

Último día en Rusia

19 mayo 19UTC 2007

Cielo azul, 25º, todos los parques llenos de flores y gente tomando sus pivas (cervezas), buen humor. Así dejo Moscú.

Echaré de menos los cafés en el Coffee Bean, los batidos y el camarero del Liudi kak Liudi (en Kitai Gorod), disfrutar de las riquísimas tartas en cualquier cafetería, una comida rápida en Mu-Mu, un paseo por Chistie Prudi en invierno, un chocolate en el Café Pushkin, un helado en la Academia de las Ciencias, los blinis del Zhao Da, la Casa del Libro en el Nuevo Arbat, el mojito sin alcohol de Apshu, las claras del Bilingua, el restaurante del Museo de Arte Contemporáneo, el parque de Tsaritsino en otoño, el VNHX en primavera, los 200 días de fuegos artificiales…y la gente (mi gente), lo más.

Vuelvo a Coruña contenta pero deseando volver a Moscú, a pesar de todas las cosas negativas que haya podido escribir 😉

h1

Carapuchiña se va al hockey

15 mayo 15UTC 2007

Este año se celebró en Moscú el campeonato del mundo de hockey sobre hielo. Y Carapuchiña, que es una enchufada, se fue a ver uno de los partidos con su amigo Figu.

Vieron como Finlandia ganaba a Estados Unidos D

hockey-poster.jpg

Más fotos.

Finlandia ganó el oro, Canadá la plata y Rusia el bronce.

h1

Carapuchiña celebra el Día de la Victoria

9 mayo 09UTC 2007

carapuchina-y-veterano.jpg
Más fotos en flickr

De todas las fiestas que he pasado en Moscú, el Día de la Victoria es quizá la más extraña. A mí me gusta especialmente porque la gente está contenta y eso supone un cambio. Las principales calles del centro se convierten por un día en peatonales, la gente se regala flores, canta, pasea..hay conciertos, fuegos artificiales, desfiles…Parece un buen sitio para vivir. De vuelta a la realidad, te das cuenta de lo triste que es. Celebran que hace 62 años Rusia venció a Alemania, ¡62 años! Y es como si nada hubiera cambiado.

Abuelitos vestidos con sus mejores galas, banderas con la hoz y el martillo, fotos y libros sobre Lenin y Stalin, propaganda comunista mires donde mires. Se juntan en la plaza Lubianka, en frente de lo que antes era el KGB. La media de edad debe de andar por lo 75, aunque es difícil de saber porque los rusos siempre parecen mayores de lo que son. Pocos jóvenes y algunos niños acompañados por sus abuelos. Un pequeño parque temático comunista. Para los extranjeros es un día divertido.

Así que nos aburrimos, le toca el turno a la crítica. Y somos bastante despiadados. “Bah, estos rusos que sólo viven en el pasado. ¡Qué triste, qué pena, qué horror!”. Y nos vamos a un café a seguir criticando.

Es tan difícil no juzgar.

h1

Rusia vs. Mundo

8 mayo 08UTC 2007

Últimamente tengo la impresión de que para Rusia todo es una competición. Y siempre hay que ganar. A Rusia le gusta jugar fuera de casa, es una manera de olvidar la liga interna (un problema mucho más grande).  Tener un enemigo fuera, une a los rusos y ayuda a que la imagen de Putin se conserve limpia y fuerte.

Estonia vs. Rusia 

Estonia empieza fuerte el partido, retira el monumento del Soldado de Bronce que conmemoraba la actuación del Ejército Rojo durante la Segunda Guerra Mundial, y se adelanta en el marcador (Estonia 1, Rusia 0). Sin dar opción a los rusos, Estonia decide exhumar los cadáveres de los soldados rusos que están en su territorio (Estonia 2, Rusia 0). Los rusos, siempre rápidos en el contraataque, rompen relaciones diplomáticas y cortan el suministro de petróleo. Dos acciones que igualan el marcador (Estonia 2, Rusia 2). Ambos equipos buscan el favor del árbitro (UE), pero éste se mantiene imparcial. En un intento por desbloquear la defensa el equipo ruso amenaza con sanciones económicas, los estonios mantienen la calma. A punto de terminar la primera parte, Rusia, a la desesperada, cancela los trenes de pasajeros entre Tallin y San Petersburgo, poniéndose por delante (Estonia 2, Rusia 3).

Estoy deseando ver cómo va la segunda parte. Que me da el árbitro va a decir algo en la cumbre Rusia-EU de la semana que viene.

h1

I ♥ ENGLISH

2 mayo 02UTC 2007

La semana pasada decidí que tenía que hacer algo ya para mejorar mi inglés (y mi ruso, pero eso es otro cantar). En Moscú, tener un muy buen nivel de inglés equivale a poder trabajar de periodista. No es que lo vaya a conseguir en los 20 días que me quedan, pero no pierdo la esperanza de mejorar algo. Así que puse un anuncio en expat.ru, que es donde los extranjeros encontramos consuelo, y piso, y trabajo, y… me escribió un chico irlandés, Paul.

Hoy quedamos para nuestro primer intercambio inglés-español. No fue todo lo productivo que podría haber sido, pero la cosa promete. Para mi sorpresa y deleite, Paul es periodista y trabaja en Russia Today, una tele nueva y con mucha pasta que emite por satélite en inglés. Habla una mezcla de español-argentino y portugués con toques de inglés, una combinación curiosa para el oído. Hablamos sobre todo en español y cambiamos al inglés cuando algo no estaba claro. Sin caer en tópicos, pero con el conocimiento que me da vivir con dos ingleses, es muy agradable que sea irlandés. Será una coincidencia, pero la mayoría de los ingleses que he conocido hablan con un aire de relevancia con el que soy incompatible. Este irlandés (tampoco voy a generalizar) es como un español pelirrojo. Buen rollito y relax.

De este encuentro tengo dos buenas noticias: que Rusia Today tiene pensado emitir en español pronto (no sé qué quiere decir pronto) y que por fin me he deshecho de mi acento yanqui.

h1

Cerrando puertas (-20 días)

1 mayo 01UTC 2007

Dicen que cuando una puerta se cierra, se abre una ventana. A mí se me van a abrir muchas (o eso espero), porque llevo cerrando puertas un mes.

La primera que cerré fue la de la cocina, para no ver el caso que allí había formado mi compañero de piso. Y estuvo cerrada 2 días. Después le tocó a la del baño, que no duró mucho cerrada, por razones obvias. Junto a Alyona, cerré la puerta de un gimnasio. Entre la babushka ahuyenta-clientes y el olor a humanidad, no corrimos de milagro. Y cerré solita la puerta de otro gimnasio, por el precio: 200€ al mes. Acabo de cerrarle la puerta a una alumna de español, porque me tomaba el pelo: “ahora quiero clase, ahora no, ahora sí…”.

Y ahora voy a cerrar la puerta a Rusia. Al menos de momento.

Cuando llegué no sabía muy bien qué iba a hacer, por eso me vine con un visado de 3 meses y un billete de vuelta. Ahora me alegro. Me quedan 20 días para volver a España. Me parece que hace mucho que estoy aquí y en realidad hace poco más de dos meses. Estoy cansada. ¿De qué? Pues de la vida moscovita, de los rusos, de los extranjeros, de no encontrar trabajo, de, de, de…y de nada. Porque en realidad he tenido suerte: Snjezana, Loïc, Alyona, Verena, Tina, Marine, Robert, Dan…Esas son puertas que siempre estarán abiertas.

Simplemente echo de menos Coruña 😀

h1

Muere Boris Yeltsin

23 abril 23UTC 2007

Estamos todos en casa. Un grito. Es William. “Boris Yeltsin ha muerto”. No es que estemos contentos (tristes tampoco) pero será un gran acontecimiento en Rusia y sobre todo en Moscú. Y nosotros estaremos aquí para verlo. Es muy emocionante.

Ahora nos vamos a la Plaza Roja.

yeltsin